Consejos para invertir en inmuebles.

Tanto si compras un inmueble para uso particular, como si la compras como inversión es conveniente saber de antemano exactamente, cuál a va ser el resultado de tu trabajo y/o inversión, que no suele ser pequeña es estos casos.

En este caso me voy a centrar en los compradores de inmuebles como inversión, aunque ya adelanto que estos consejos sirven también para los demás.

Doy por hecho que el que pretende invertir en inmuebles dispone de cierta liquidez para invertir, es decir que tiene algo de ahorros para poderlos dedicar a este tipo de negocio, con independencia de que haya o no que pedir un préstamo hipotecario para el resto.

Bien, mis diez consejos, que más adelante iré desarrollando son los siguientes:

 

1º. Hacer un estudio sobre el precio, gastos y la potencial revalorización del inmueble.

El precio es la principal variable a tener en cuenta a la hora de decantarse por un inmueble u otro, pero existe otro tan importante o más; La potencial revalorización.

Además del precio final del propio inmueble, recomiendo revisar minuciosamente los impuestos, gastos de comunidad y las demás cargas o deudas que pueda acarrear la compra del inmueble.

 

 

2º. Ahorrar un plus de dinero para gastos extraordinarios.

Es recomendable tener dos colchones económicos. Por un lado, hay que ahorrar, al menos, el 20% del precio del inmueble que se pretende comprar, para pagar la parte que no cubre el préstamo hipotecario. Por otro lado, hay que destinar otro porcentaje de ahorros a los gastos de abogados, notario, Registro, etc… así como a los posibles gastos extraordinarios e imprevistos que puedan surgir tras la compra de la vivienda, y que casi seguro van a surgir.

 

3º. Si es una inversión, hay que priorizar la zona y la revalorización esperada.

Determinadas zonas se suelen recuperar con mayor rapidez que otras, de las caídas en las ventas y precios. Son zonas en las que, tanto quienes compran para vivir de forma habitual como los inversores que buscan poner los pisos en alquiler tienen una expectativa de revalorización más segura que en otras zonas.

Sin embargo, no siempre tienen por qué ser las zonas habituales las únicas o las más rentables.

Por otra parte comprar una vivienda para reformar puede contar con interesantes ventajas, sobre todo en el centro de las grandes ciudades. Pues a la posibilidad de diseñar la casa a medida del cliente es posible añadirle una mayor rebaja en el precio final.

4º. Nunca dedicar más de un 40% de nuestro sueldo a la hipoteca.

 

El presupuesto es uno de los factores más importantes a la hora de adquirir una vivienda. Por eso, si es necesario contratar un préstamo hipotecario, es importante saber cuál es la cantidad mensual de que podemos disponer para esto. Lo ideal es que el pago de la hipoteca no suponga más del 40% del sueldo.

Si hacemos un exhaustivo estudio de las diferentes ofertas sobre hipotecas siempre podemos encontrar préstamos hipotecarios con condiciones interesantes.

 

5º. No precipitarse, ni dejar pasar una buena oportunidad.

Las decisiones, hay que tomarlas en su momento, pero sin prisas: Tan importante es conocer objetivamente el mercado antes de tomar una decisión, como dar una rápida respuesta cuando surge la ocasión.

Es decir, siempre habrá chollos, pero hacer depender nuestra inversión únicamente de encontrarlos será como hacer depender nuestro ganancia de que nos toque la lotería.

Si todo esto te parece demasiado complicado, no tienes por qué preocuparte, en Sperto harán todo esto por ti.

author

Enrique Carayol

Abogado.

Related Posts

Submit Your Comment